domingo - 18 abril - 2021
Inicio Internacional La razón por la que la portada de Vogue, en la que...

La razón por la que la portada de Vogue, en la que aparece Kamala Harris, causa controversia | Internacional | Noticias



Una portada de la revista Vogue, en la que aparece la vicepresidenta electa Kamala Harris, ha generado una inesperada polémica, según una publicación del The New York Times.

En la portada, Harris aparece con una chaqueta oscura de Donald Deal, pantalones ajustados, tenis Converse y su collar de perlas característico. Está de pie sobre un fondo color verde hoja dividido por una cortina rosa, colores que evocan su casa de hermandad de la Universidad Howard. al parecer fue fotografiada mientras reía con las manos juntas a la altura de la cintura.

El encargado de capturar las imágenes fue Tyler Mitchell, quien, en 2018, se convirtió en el primer fotógrafo negro en fotografiar una portada de Vogue (con Beyoncé) y es conocido por su estética poco afectada.

Para esta ocasión, aunque Gabriella Karefa-Johnson recibe el crédito como editora de las sesiones, también conocida como la editora de moda a cargo, fue Harris quien seleccionó y usó su propia ropa. La imagen es poco elegante y desaliñada. La luz es poco favorecedora. El efecto es bastante poco digno de Vogue. “Irrespetuoso” fue el calificativo más usado en las redes sociales.

Al empezar la avalancha de comentarios, de inmediato Vogue publicó otro retrato en el que Harris aparece más formal con un traje azul de Michael Kors Collection con un prendedor de la bandera estadounidense en la solapa, los brazos cruzados en una especie de pose de poder ejecutivo frente a una cortina dorada, era la “portada digital”.

Según el periodista Yashar Ali, esta era la portada impresa que el equipo de Harris había esperado, y que, al igual que lo se dice en internet, su gente no estaba contenta con la versión más casual. Por esto, se consideró que Vogue estaba actuando de mala fe.

Quienes conocieron del arreglo, señalan que ambas fotografías sí fueron acordadas de antemano, es un inicio se indicó que la fotografía formal sería la imagen de la tapa, mientras que la otra de interior. Sin embargo, Harris no tenía la potestad de aprobar la portada y, aunque ese fue el arreglo inicial, Vogue estaba en la capacidad de invertir la elección, tal como lo hizo. El equipo de la vicepresidenta desconocía esa decisión.

“Al equipo de Vogue le encantaron las imágenes que Tyler Mitchell tomó y sintió que la imagen más informal capturó la naturaleza auténtica y accesible de la vicepresidenta electa Harris. Creemos que ese es uno de los sellos distintivos del gobierno de Biden y Harris”, señaló la revista en un comunicado, aunque directamente el equipo de Harris se negó a comentar lo ocurrido.

La justificación

Aunque según la revista quiso reflejar que Harris es auténtica y accesible, lo cierto es que está a punto de convertirse en la segunda persona más poderosa del país. Además, en la actualidad, Estados Unidos está en medio de una crisis y necesita profundamente autoridad y fiabilidad. Harris también ha hecho historia, por ser la primera vicepresidenta, la primera vicepresidenta negra y la primera vicepresidenta de ascendencia sudasiática.

“Ella es, sin importar lo que suceda durante el gobierno de Biden, una participante que ha cambiado la historia, alguien que merece estar en un pedestal. Y aunque Harris no es la primera política de Washington que sale en la portada de Vogue Estados Unidos, sí es la primera funcionaria electa en hacerlo. Eso significa que la portada automáticamente es una pieza de colección. La imagen es parte del registro visual del país”, se señala en la publicación del The New York Times.

Aunque la intención, al parecer, de Vogue fue reflejar cierta modernidad, para muchos su decisión en realidad ha ido en contra de la trascendencia de la ocasión. Quizá sea cierto que Harris forma parte de un nuevo tipo de gobierno, pero sigue siendo la autoridad.

Vogue también es una autoridad, lo cual es probablemente parte de la razón por la que Harris aceptó salir en su portada en primer lugar. Sin duda alguna, este hecho iba a ser analizado y comentado profundamente.

Hay quienes relacionan este incidente con la relación que ha tenido Anna Wintour, editora de la revista, con las personas afrodescendientes.

La revista ya ha sido criticada por por su falta de fotógrafos negros y por no entender cómo usar la luz al fotografiar a las mujeres negras (un tema que también surgió con respecto a Harris). Todo ello, filtrado a través de la óptica del racismo sistémico en este país, garantizó que el retrato que la revista hizo de Harris estuviera especialmente plagado de controversias. (I)



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments