viernes - 16 abril - 2021
Inicio Nacional Alista Gobierno alternativa a proyecto de ley de Banxico

Alista Gobierno alternativa a proyecto de ley de Banxico



Ciudad de México.– El Gobierno federal está preparando un producto bancario para ayudar a los trabajadores migrantes a cambiar sus dólares como alternativa a un proyecto de ley en el Congreso que pondría la responsabilidad del exceso de efectivo extranjero en el banco central, de acuerdo con The Wall Street Journal.

El proyecto de ley aprobado el mes pasado por el Senado requeriría que el Banco de México (Banxico) acepte dólares y otras divisas en efectivo que los bancos comerciales no pueden poner en el sistema financiero, pero la Cámara de Diputados pospuso la votación sobre la legislación luego de una serie de críticas.

El banco central dijo que el proyecto de ley, si se aprueba, violaría su autonomía constitucional, y las calificadoras internacionales dijeron que podría socavar la credibilidad financiera de México.

México tiene límites a la cantidad de divisas que las personas y las empresas pueden depositar en efectivo, como parte de las medidas para combatir el lavado de fondos ilícitos. Pero de los 4.7 mil millones en moneda extranjera recibidos en efectivo en los primeros nueve meses de 2020, los bancos pudieron colocar con clientes en México o repatriar a través de bancos corresponsales estadounidenses todos menos 102 millones.

Los defensores del proyecto de ley, los legisladores del partido Morena del Presidente Andrés Manuel López Obrador, dijeron que busca beneficiar a los mexicanos que reciben remesas o dólares de turistas en efectivo pero que no pueden cambiarlos por pesos o se ven obligados a cambiarlos a tasas desfavorables.

Pero el Banxico argumentó que el proyecto de ley pondría en riesgo los 195 mil millones de dólares en reservas extranjeras del País porque el banco central podría terminar comprando dólares de fuentes ilícitas.

La controversia llevó al Gobierno a desarrollar un nuevo producto bancario que podría funcionar bien para los migrantes y, al mismo tiempo, proteger la autonomía del banco central, dijo Arturo Herrera, titular de Hacienda, en una entrevista.

“El proyecto de ley está en la Cámara Baja, pero aún está pendiente, y creemos que no es necesario si podemos encontrar la solución adecuada”, señaló el Secretario.

Herrera dijo que los migrantes mexicanos en los Estados Unidos podrían abrir una cuenta en el Banco del Bienestar, un banco de desarrollo estatal enfocado en atender a los sectores de menores ingresos de la población, para que puedan cambiar sus dólares a tipos de cambio competitivos cuando regresen a sus lugares de origen.

Los migrantes podrían abrir una cuenta en el banco utilizando una identificación consular, que está disponible para los mexicanos en el exterior independientemente de su estatus migratorio, y los familiares en México también podrían usar las cuentas.

Las autoridades aún están identificando regiones específicas en México donde el problema del cambio de dólares es especialmente agudo, y equipos de la Secretaría de Hacienda planean visitar comunidades rurales en los próximos días para finalizar el plan, dijo Herrera. El producto podría estar disponible en cuestión de semanas.

No está claro si el plan del Gobierno satisfaría a los legisladores que favorecen el proyecto de ley. El líder de la mayoría de la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, no respondió de inmediato a una llamada en busca de comentarios.

López Obrador, cuyo partido tiene mayoría en ambas Cámaras del Congreso, dijo el miércoles que estaba a favor de un acuerdo para resolver el problema de los dólares de los migrantes sin invadir la independencia del banco central ni generar conflictos con las instituciones financieras internacionales.

“Lo que se necesita es una fórmula, y estoy seguro de que se puede hacer, sin afectar la autonomía del Banco de México”, dijo. “Está en todos nuestros intereses”.

El Banxico, uno de los más ortodoxos de América Latina, ha sido un pilar de la estabilidad financiera de México desde que se le otorgó la autonomía en 1994 luego de una serie de crisis fiscales y devaluaciones del peso que devastaron la economía.

Herrera parecía seguro de que los legisladores estarían de acuerdo.

“Nunca hubo la intención de afectar la autonomía del banco central, sino de resolver este problema con los migrantes”, dijo. “Mientras nos ocupemos de eso, la otra parte (con respecto al banco central) no es necesaria”.

Si se eliminara el proyecto de ley, probablemente daría apoyo al peso mexicano, que se cotiza a su nivel más fuerte frente al dólar estadounidense en casi un año.

Los economistas consideraron ampliamente los cambios legales propuestos como una de las acciones más anti-mercado bajo la Administración de dos años de López Obrador.

Las relaciones con los inversionistas se han deteriorado desde que la Administración canceló un proyecto de aeropuerto de Ciudad de México de 13 mil millones de dólares parcialmente construido, renegoció varios contratos de gasoductos con empresas privadas y puso obstáculos a los inversionistas privados en las industrias de petróleo y electricidad.

Las autoridades financieras dicen que sólo una pequeña cantidad de mexicanos no pueden cambiar dólares, la mayoría de ellos migrantes que regresan a áreas rurales sin infraestructura bancaria.

Los trabajadores de centros turísticos como Cancún a menudo reciben dólares en efectivo y, a veces, no tienen acceso a tipos de cambio justos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments