jueves - 22 abril - 2021
Inicio Economia Da golpe Sener, ahora a gas LP

Da golpe Sener, ahora a gas LP



Ciudad de México–  El nuevo acuerdo de la Secretaría de Energía (Sener) para restringir las importaciones de hidrocarburos, incluyendo el gas LP, podría derivar en un golpe al precio final de este combustible, ante la falta de competencia y un control de precios por parte de Pemex.  

Recientemente, Sener incluyó tanto al propano como al butano dentro de la lista de productos que requerirán de un permiso otorgado por la dependencia a cargo de Rocío Nahle.  

A diferencia del mercado de petrolíferos, el desarrollo de este sector en México ha sido más rápido, y los privados han ganado más participación frente a Pemex.  

Según información de IHS Markit, durante octubre pasado, se importaron al País 823 mil toneladas métricas, de las cuales 390 mil las importaron los privados. 

“A medida que se limitan las importaciones se encarece el precio porque la producción de Pemex se vuelve mucho más importante, si se limita esto, regresa el poder absoluto de Pemex para establecer los precios de mercado”, aseguró Adrián Calcáneo, líder para América Latina de IHS Markit.

Uno de los intentos previos para limitar las importaciones de los privados fue cambiar la calidad del combustible.  

El año pasado, Pemex pretendió cambiar las reglas de calidad del gas LP, para elevar la cantidad de butano en la mezcla, y así poder colocar su producto. Esto porque la mayoría del producto importado por IP es principalmente propano, que viene directamente de refinerías de EU.

Calcáneo advirtió que este cambio provocaría un aumento de hasta 40 por ciento más al precio final, debido a los costos adicionales de logística que implicaría dicho cambio. 

“Pemex es el único que produce y comercializa butano en el País, los privados compran el propano más barato. A medida que los privados empiezan a ganar mercado Pemex pierde, y se estaba quedando con mucha cantidad de butano que no podía poner en el mercado”.

“Si se obliga a que la mezcla tenga un contenido mínimo de butano, hace que los comercializadores o le compren a Pemex o importen el butano, que se tiene que almacenar separado, todo ese gasto de logística adicional simplemente se va a pasar al consumidor final”, dijo.  

Como parte de la implementación de la reforma energética, durante 2016 y 2017, la industria del GLP sufrió cambios significativos como la apertura de las importaciones, la liberación de precios al consumidor final y cambios de la fórmula de los precios de venta de primera mano (VPM).   Susana Cazorla, ex titular de Gas LP de la CRE y experta en temas de regulación, explicó que, si bien el precio final del gas LP se ve determinado en gran medida por el precio internacional, también inciden el costo de importación, transporte y logística.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments