jueves - 17 junio - 2021
Inicio Internacional Qué sigue ahora en el impeachment contra Donald Trump en Estados Unidos...

Qué sigue ahora en el impeachment contra Donald Trump en Estados Unidos | Internacional | Noticias


Los mismos pasillos del Capitolio que permiten a los turistas adentrarse en el corazón de la democracia estadounidense y que el pasado 6 de enero fueron el escenario donde una turba atacó el Congreso en protesta por el triunfo de Joe Biden vieron pasar anoche a una delegación demócrata para presentar el acta de acusación contra Donald Trump por poner en grave peligro la seguridad de Estados Unidos.

Qué sigue ahora en este proceso de impeachment.

Procesión silenciosa hacia la Cámara Ata

Bajo un silencio solemne, los nueve “fiscales” designados por la presidenta demócrata de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, cruzaron para llegar al Senado a través del National Statuary Hall, los mismos pasillos decorados con estatuas y pinturas que fueron tomados por asalto por partidarios de Trump hace menos de tres semanas.

Luego, su jefe, el congresista Jamie Raskin, leyó el acta de acusación por “incitación a la insurrección” en el hemiciclo del Senado, la misma sala que los alborotadores invadieron poco después ser evacuada.

¿Cuál es el cargo?

Donald Trump incitó “a la violencia” y “puso gravemente en peligro la seguridad de Estados Unidos y de sus instituciones”, dijo el congresista demócrata, citando principalmente sus “falsas declaraciones” negando la victoria de Joe Biden en las presidenciales de noviembre.

El millonario republicano está acusado de haber incitado a sus seguidores a asaltar la sede del Congreso mientras los legisladores certificaban la victoria electoral de Biden. Cinco personas fallecieron en esa incursión.

La Cámara de Estado acusó a Trump por “crímenes y delitos menores” el 13 de enero, exactamente una semana después del asedio. La votación final fue de 232 a 197, con 10 republicanos uniéndose a los demócratas.

¿Habrá testigos?

Eso aún no se sabe. En el primer juicio por impeachment a Trump, sobre los acercamientos a Ucrania para investigar a rivales políticos, el Senado en poder republicano se negó a llamar testigos. Ahora el Senado está en manos demócratas, pero muchos en el partido esperan un juicio rápido para no distraerse de las primeras semanas de Biden en la Casa Blanca. Algunos demócratas han dicho que no esperan llamar a testigos, dado que los legisladores dieron testimonio del ataque al Capitolio y fueron víctimas de ellos.

¿Quién dirige el juicio?

El juez principal de la Corte Suprema, John Roberts, supervisó el primer juicio de Trump en febrero de 2020. Sin embargo, la constitución solo estipula que el juez principal debe presidir el juicio de un presidente en funciones, dejando a los eruditos divididos sobre quién debe dirigir la cámara durante el procedimiento esta vez. Si Roberts se negara a presidir, la tarea probablemente recaería en la presidenta del Senado: Kamala Harris, la vicepresidenta de Biden. En el caso de que ella prefiriera no involucrarse en el procedimiento, escudándose en la actividad sus primeras semanas en su nuevo trabajo, la tarea podría recaer en Patrick Leahy, un senador demócrata de Vermont y presidente del Senado pro tempore, un puesto decidido por la mayoría de edad.

El senador Patrick Leahy, presidente pro tempore del Senado, se detiene a tomar una instantánea de los periodistas en la Rotonda del Capitolio mientras espera el artículo de impeachment contra Trump.

Juicio político retrasado

Tradicionalmente, el juicio debería comenzar casi inmediatamente después de recibir el artículo de impeachment. Pero los líderes del Senado han acordado un retraso de dos semanas, permitiendo tiempo para que Joe Biden instale su gabinete y comience a perseguir una agenda legislativa.

Bajo el acuerdo alcanzado por el líder la mayoría Chuck Schumer, y Mitch McConnell, el líder republicano, el equipo del presidente y los gerentes de la Cámara de Representantes tendrán hasta la semana del 8 de febrero para redactar e intercambiar escritos legales.

El equipo legal de Trump debe presentar una respuesta al artículo antes del 2 de febrero, el mismo día que los gerentes de la Cámara deben proporcionar su informe previo al juicio, que se prevé que esté listo el 8 de febrero y la Cámara tendrá hasta el 9 de febrero para una refutación, lo que permitirá que comience el juicio.

¿Votación asegurada?

Dos tercios de miembros del Senado son necesarios para condenar a Trump, un objetivo que parece difícil de lograr, incluso aunque su influyente líder de la minoría republicana, Mitch McConnell, no descartó votar por la condena.

Los demócratas controlan la Cámara de Representantes. Pero su mayoría en la Cámara Alta es muy frágil: ocupan 50 de los escaños frente a los otros 50 de los republicanos. En caso de empate, es la vicepresidenta Kamala Harris quien tiene el voto decisivo.

“Encuentro este juicio estúpido”, señaló el senador republicano Marco Rubio el domingo en Fox. “El país ya está en llamas y es como echar gasolina a este fuego”.

Otros incluso esperan bloquear por completo la celebración del juicio, declarando inconstitucional juzgar a un expresidente.

Gran crítico de Trump, el senador republicano Mitt Romney es una de las pocas voces de su partido que apoya el procedimiento, aunque no se ha pronunciado públicamente sobre su voto. Romney fue el único republicano que condenó al magnate inmobiliario en su primer juicio político.

Entre los demócratas, sin embargo, los votos son casi unánimes. (I)



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments