domingo - 18 abril - 2021
Inicio Nacional Concentran 3 ciudades recursos para tratar cáncer

Concentran 3 ciudades recursos para tratar cáncer



Ciudad de México.- Mujeres, ciudadanos de bajos recursos, de zonas rurales y sin seguridad social son los pacientes con cáncer que registran la mayor dificultad para acceder a servicios de salud. Su situación se complica si no viven en las 3 ciudades en las que se concentran los recursos para combatir su enfermedad, porque deberán trasladarse para recibir tratamiento.

  Así lo muestra el informe “Cáncer y desigualdades sociales”, realizado por el Colegio de México (Colmex) y el Frente Unido por el Cáncer de Pulmón; el documento publicado esta mañana señala que el 60 por ciento de los recursos para atender neoplasias en el País está concentrado en la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.

 Esto, refiere el estudio, coloca en desventaja al resto de entidades del País, y de forma particular a los de la zona sur, región con menos desarrollo.

  “La calidad de la atención de quienes padecen cáncer parece tener una relación inversa con el desarrollo socioeconómico: la probabilidad de morir por cáncer es mayor en los estados de la región sur del País, la menos desarrollada (Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Yucatán y Veracruz), mientras que los estados de la región norte, la más desarrollada, y la capital del País, presentan las razones más bajas (CDMX, Nuevo León, Sinaloa y Baja California)”, se indica.

  Con base en datos de la Dirección General de Información en Salud de 2018, se informa que en México había mil 25 médicos oncólogos, 538 consultorios de oncología, mil 238 camas de oncología y 782 mastógrafos.

 Así, los municipios con menor grado de marginación presentan mayor concentración de recursos humanos y materiales: por cada 100 mil habitantes, éstos reportan 1.5 oncólogos, 0.81 consultorios de oncología, 1.82 camas de oncología y 0.95 mastógrafos.

 Mientras los de “alta” y “muy alta” marginación por cada 100 mil habitantes tienen de 0.03 a 0.43 médicos oncólogos, de 0.02 a 0.16 consultorios, de 0.00 a 0.61 camas, y de 0.10 a 0.18 mastógrafos.

 Según el recuento realizado, los Estados con menos especialistas médicos en oncología son Quintana Roo y San Luis Potosí con 0.23 y 0.53, respectivamente; los que tienen menos consultorios especializados son Estado de México y Guerrero con 0.14 y 0.15; en cuanto a camas está Campeche, Nayarit, Querétaro y Tlaxcala con 0.0; y con respecto a mastógrafos, Chiapas y Oaxaca con 0.41 y 0.76 son las de índices más bajos.

 “Numerosos estudios han concluido que, en términos generales, cuando las condiciones sanitarias son peores, la mortalidad por cáncer aumenta y la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes disminuye”, apunta el informe.

  “Las desigualdades en ingresos, educación, vivienda, empleo, dieta, cultura, género, grupo étnico y medio ambiente pueden traducirse, como ya mencionamos, en diagnósticos tardíos o en acceso inadecuado al tratamiento.

 “Esta desigualdad también responde a la fragmentación del sistema de salud en nuestro País y a su operación altamente descoordinada. Las personas que padecen cáncer enfrentan un panorama muy adverso cuando deben trasladarse a otras ciudades o entidades para recibir atención, o cuando sufragan altos costos asociados a tratamientos que su esquema de aseguramiento no cubre”, se añade.

 El documento refiere que en México, en 2018, el cáncer ocupó el tercer lugar entre las principales causas de muerte para ambos sexos después de las enfermedades del corazón y la diabetes mellitus. Entre 1990 y 2017, el número de casos de cáncer se incrementó 2.5 veces, de 150 mil a 376 mil casos de todos los tipos.

  Y que las tasas de incidencia y mortalidad del cáncer “varían significativamente entre mujeres y hombres”.

 En la actualidad, se agrega, la tasa estandarizada por edad de los hombres es de 156.4 casos de cáncer por cada 100 mil habitantes, mientras que la de las mujeres es de 147.7.

 Sin embargo, las mujeres de estatus socioeconómico bajo, residentes de zonas rurales, con bajos niveles educativos y que no cuentan con seguridad social se involucran menos en actividades de detección de cáncer de mama: autoexploración, examen clínico y mamografía.

 El estudio del Colmex señala que la primera causa de muerte por cáncer en México es la de mama, pues se estima que murieron 6 mil 884 personas en 2018. Los diagnósticos de cáncer de mama se realizan en etapas tardías: 23.5 por ciento en las etapas 0 y I, 29.2 por ciento en la etapa 2, 34.5 por ciento en la 3 y 13.5 por ciento en la 4.

 También se menciona que el cáncer genera costos directos e indirectos de entre 23 y 30 mil millones de pesos anuales, lo que representó una quinta parte del presupuesto total del Instituto de Salud para el Bienestar en 2020.

 La investigación de la autoría de Laura Flamand, Carlos Moreno Jaimes y Rafael Arriaga Carrasco concluye en que debe haber una mayor inversión del Estado para disminuir las desigualdades sociales que influyen de manera significativa en el control del cáncer.

 “México gasta poco en salud y lo hace de manera muy ineficiente y con poca planeación: la proporción de gasto de bolsillo en nuestro país es casi 2.4 veces superior a la de Turquía”, se expuso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments