viernes - 16 abril - 2021
Inicio Nacional 'Nos tenían en una celda a 50'

‘Nos tenían en una celda a 50’



César Martínez / Reforma

domingo, 31 enero 2021 | 08:13

Ciudad de México.- Jacob Josue Cortés y su esposa viajaron de Colombia para vacacionar en México, pero en lugar de ello fueron retenidos por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) en una sala del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde estuvieron incomunicados junto con otras 50 personas.

Apenas estuvieron poco más de 12 horas retenidos y fueron enviados de vuelta a la nación sudamericana, luego de firmar documentos que no pudo leer, sin tener claro por qué se les impidió entrar al País.

En entrevista telefónica, el ciudadano estadounidense recordó que aterrizaron en el AICM hacia las 2:00 horas del 17 de enero y luego de dos preguntas en el primer filtro migratorio, los enviaron a otra sala para una segunda revisión.

Después de más preguntas, en las que le cuestionaron a su esposa por qué sólo tenía la ciudadanía colombiana si estaba casada con un estadounidense, les dijeron que no les permitirían entrar a México.

Primero, contó, argumentaron que había alerta sanitaria por el Covid-19; después, que debido a las respuestas que habían dado, sin quedarles claro el verdadero motivo.

Las autoridades migratorias los trasladaron a otro espacio en el aeropuerto, donde había otros viajeros en las mismas circunstancias, pero de días anteriores.

Ahí, las personas estaban divididas en dos salas; una, para hombres y otra, para mujeres, pero sólo en el de ellas había un retrete, que todos usaban.

Su alimentación estaba a cargo de las aerolíneas, por lo que comían cosas diferentes.

“En la celda había 50 hombres de países como Hungría, Jamaica, Cuba, Ecuador, Colombia, Venezuela, un italiano y yo”, refirió Jacob.

Desde muy joven, él había viajado a México en avión, autobús, auto particular y a pie, casi siempre desde Estados Unidos, pero esta es la primera vez que las autoridades migratorias lo regresan.

Jacob describe el lugar donde estuvo retenido como una celda de una prisión de baja seguridad en Estados Unidos, donde había literas para dormir, pero insuficientes.

“Varias personas estaban durmiendo en las bancas o en las mesas”, recordó.

Aseguró que para dejar el lugar y recibir los alimentos, los agentes migratorios les hicieron firmar documentos donde reconocían que se les habían respetado sus derechos humanos.

A las 14:00 horas, Jacob y su esposa fueron devueltos a Colombia a bordo de un avión de Avianca, la misma aerolínea que los llevó a México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments