viernes - 23 abril - 2021
Inicio Internacional ¿Cómo es la vida de un expresidente de Estados Unidos? | Gente...

¿Cómo es la vida de un expresidente de Estados Unidos? | Gente | Entretenimiento



El fin del mandato presidencial de Donald Trump estuvo envuelto en la polémica. Además de insistir hasta el final en que supuestamente se cometió un fraude electoral, rompió una de las tradiciones fundamentales al no estar presente en la transición del poder a su sucesor, en este caso Joe Biden.

Para el día de la juramentación de Biden, Trump decidió viajar a su residencia Mar-A-Lago en Palm Beach (Florida) y allí se encuentra desde entonces, lejos de Washington -donde dirigió a la nación más poderosa del mundo-, o de Nueva York, en donde su apellido en letras doradas adorna sus propiedades.

Se desconoce lo que hará el 45.º presidente de los Estados Unidos en los próximos meses; sus colegas, tras dejar el poder, han optado por dar charlas y publicar libros, con lo que se han vuelto millonarios. Trump ya tenía una gran fortuna antes de instalarse en la Casa Blanca debido a sus actividades empresariales, pero independientemente de esto, los expresidentes estadounidenses gozan de varios beneficios tras su mandato.

Beneficios estatales

La Ley del Ex Presidente (FPA, por sus siglas en inglés), aprobada en 1958 emitió una serie de beneficios para los expresidentes estadounidenses. Estos así como sus esposas tienen protección de por vida del Servicio Secreto, una pensión, personal y gastos de oficina, y seguro de salud.

Los exmandatarios reciben una pensión igual a del jefe de un departamento ejecutivo, como los de Justicia, Estado, y otros, que en 2020 fue de $219.200 anuales, y está sujeta al pago de impuestos. Esto es alrededor de la mitad de lo que gana el presidente.

Las viudas de expresidentes pueden recibir hasta $20.000 dólares anuales si no tienen otra pensión. Nancy Reagan, viuda de Ronald Reagan, renunció a ese beneficio.

La FPA establece también que el ex presidente debe recibir dinero para instalar una oficina en cualquier lugar dentro de los EE. UU., equiparla apropiadamente y mantenerla de por vida.

Los expresidentes también tienen derecho a un funeral de Estado con honores militares.

Lejos de beneficios y honores de Estado, los exmandatarios ha sabido invertir su figura en diferentes actividades de donde han obtenido jugosos beneficios.

Libros, conferencias y más

Jimmy Carter (1977-1981) tiene unos 30 libros publicados hasta el momento, en lo que se ha convertido en su principal fuente de ingresos. Un año después de dejar la presidencia creó el Carter Certer, con el que ganó el Nobel de la Paz en 2002. Así también trabajó para Habitat for Humanity, que promueve la construcción de vivienda para los más necesitados.

George H.W. Bush (1989-1993) escribió diez libros dedicados a su vida y creó la Biblioteca Presidencial y Museo George Bush en Texas. Pero su principal legado tras dejar la presidencia fue ser el guía para una familia de políticos, con un hijo que luego se convirtió en presidente y otro gobernador. El 41 presidente estadounidense falleció en noviembre de 2018.

Bill Clinton (1993-2001) es uno de los expresidentes que más beneficio está sacando tras su salida de la Casa Blanca. Según reportes de la prensa internacional, él y su esposa Hillary recaudaron $153 millones tras dar 729 discursos. También ha publicado libros y patrocina fundaciones en favor de los derechos de las mujeres, la lucha contra el SIDA, y la concientización sobre el cambio climático.

George W. Bush (2001-2009) también tiene millonarios ingresos por discursos y venta de libros tras dejar la presidencia. Pese a que pareciera lo contrario, asegura que no extraña ser presidente y en su lugar disfruta de la administración de su biblioteca, museo e instituto en la Southern Methodist University, de Dallas (Texas). Allí expuso las pinturas de su autoría sobre los líderes mundiales que conoció durante su mandato.

Barack Obama (2009-2017) tiene un patrimonio neto de $40 millones de dólares, lejos de los 1,3 millones que declaró junto a su esposa Michelle cuando se instaló en la Casa Blanca. Casi la mitad de esa nueva fortuna la hizo siendo presidente, el resto es fruto de conferencias, libros, un podcast y hasta una productora. (I)



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments