miércoles - 21 abril - 2021
Inicio Internacional Bérgamo, la ciudad italiana que pasó del dolor a exigir justicia por...

Bérgamo, la ciudad italiana que pasó del dolor a exigir justicia por accionar de autoridades a inicios de la pandemia de COVID-19 | Internacional | Noticias



Italia fue uno de los primeros países golpeados por la pandemia de COVID-19, en especial el norte de la nación, donde se ubica la ciudad de Bérgamo, que hace casi un año llegó a ser epicentro de la enfermedad.

En la ciudad se registraron las primeras escenas devastadoras que solo recordaban los tiempos de guerra. Las imágenes de camiones del ejército llevándose decenas de ataúdes a otras ciudades, ante la falta de lugares para sepultar a las víctimas, y la capacidad de los hornos de cremación al límite, al igual que la de hospitales, dieron la vuelta al mundo.

Como resultado de aquella primera ola de contagios de COVID-19, en la región de Lombardía, a la que pertenece Bérgamo, más de 30.000 personas fallecieron, en su mayoría adultos mayores. La tasa de mortalidad subió en aquellos meses un 400%.

Un año después de los decesos y del peor golpe que la pandemia provocó tanto en el país como en todo el mundo, las heridas entre los sobrevivientes, familiares y habitantes de la ciudad siguen sin cerrar por completo.

Matteo Cella, párroco de la localidad de Nembro por más de diez años, cuenta que es común que la misa de la tarde se transforme en un homenaje a las víctimas del COVID-19.

“Más allá de estas estadísticas, había personas, gente que era muy especial para nuestra comunidad…. Hubo un día, en marzo, en el que el teléfono de la parroquia sonó 16 veces. Cada llamada fue para anunciar la muerte de un vecino”, dice Cella a Euro News.

La situación sigue siendo difícil también para los familiares de las personas que murieron en soledad total.

Diego Federici, hijo de un matrimonio que falleció a causa del coronavirus, recuerda a sus padres y lamenta la forma en la que murieron.

“Fue un hombre que dio su vida a sus hijos. Y sin embargo, mi padre murió solo. También mi madre murió sola. Nadie debería encontrarse en una situación así”, dice Diego, quien durante su etapa de duelo conoció a Sara Invernizzi, otra italiana que perdió a su padre de la misma manera.

“Mi padre era muy joven. Tenía 67 años. Gozaba de muy buena salud, no tenía ninguna patología. Pasó 5 días en casa con fiebre. La fiebre no bajaba. Nuestro médico de familia nos dijo que no nos preocupáramos si no desarrollaba insuficiencia respiratoria, que parecía una gripe ordinaria, que no era el coronavirus. Pero la fiebre no bajaba. Así que mi madre decidió llevarlo al hospital, a urgencias. Mi padre anduvo hasta el coche por sí mismo; condujeron hasta el hospital y lo ingresaron. Y fue la última vez que lo vimos”, cuenta Sara.

Historias como las de Diego y Sara se repiten en la mayor parte de Italia y han dado lugar a colectivos que consideran fundamental que la justicia esclarezca si el Gobierno infravaloró la situación de emergencia al inicio del 2020 y si hubo mala gestión en la contención de los contagios.

Uno de estos es el colectivo Noi Denunceremo (Nosotros denunciaremos) y que logró esta semana que el ministro italiano de Sanidad, Roberto Speranza, sea interrogado en calidad de persona informada por la Justicia italiana, que investiga desde el pasado año si el Gobierno actuó correctamente para proteger a su gente.

“La Justicia en Italia no tiene miedo a interrogar y buscar responsabilidades, incluso en los niveles más altos”, dijo a EFE Stefano Fusco, el vicepresidente del colectivo, y dice que tras su gestión lograron conocer que, en Italia, el plan de pandemias estaba sin actualizar desde el 2006.

Bérgamo representa una zona de gran importancia productiva para el país. Fusco dice que cree que en un inicio “se evitó el cierre para no perder dinero, es decir, se antepuso la economía a la salud de las personas”, apunta el activista.

Actualmente, en Bérgamo se registran cada día más de 80 casos del virus, de los más de 1.700 contagios diarios que reflejan las estadísticas de Lombardía, según refiere el diario local L’Eco di Bergamo.

PIB de Italia cayó un 8,9% en 2020 debido al virus

Italia registró una caída de su Producto Interior Bruto (PIB) del 8,9% en el 2020, debido a la crisis económica provocada por la pandemia de COVID-19, según una primera estimación publicada el martes por el instituto nacional de estadística (Istat). El país registra una de las peores caídas de la zona euro, detrás de España, que cayó un 11%. Para reactivar su maltrecha economía, el Gobierno cuenta con un plan de más de $240.000 millones financiado por la Unión Europea, pero la actual crisis política arroja dudas sobre si podrán implementarlo. (I)



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments