miércoles - 14 abril - 2021
Inicio Nacional 'Joven se escondió, pero no quería dañar'

‘Joven se escondió, pero no quería dañar’



Antonio Baranda y Claudia Guerrero/ Reforma

martes, 02 marzo 2021 | 08:08

Ciudad de México.- El Presidente López Obrador dijo que el joven que ayer irrumpió en la mañanera, pese a que logró entrar sin ser visto, no tenía intención de dañar a nadie.

“Fue una persona que se introdujo, no sé exactamente la hora, les van a informar sobre el detalle, no lo vio nadie”.

“Estuvo un tiempo, vamos a decir, no escondido sino que en espera de que comenzara la conferencia y apareció. Pero no tenía intención de dañar, quería llegar aquí y lo logró”, dijo en conferencia matutina.

El Mandatario afirmó que el joven le dijo que tenía dificultades porque no lograba que su problema fuera atendido.

Ayer, un hombre que portaba cubrebocas se acercó hasta el presidium en el Salón Tesorería, mientras el Mandatario escuchaba el informe del titular de Profeco sobre el precio de los combustibles.

Con sus brazos casi rodeando al Presidente, el hombre le habló al oído, mientras Leticia Ramírez, coordinadora de Participación Ciudadana, se acercó a ambos.

López Obrador intercambió algunas palabras con el joven y tras unos minutos éste se alejó en compañía de Ramírez.

‘Cuando se lucha por causa justa, se debe pagar cuota de humillación’

Tras comentar ocasiones en las que el Mandatario federal tuvo encuentros con ciudadanos, afirmó que cuando se lucha por una causa justa hay que pagar cuota de humillación.

“El poder es humildad y cuando se lucha por una causa justa hay que también aprender a pagar una determinada cuota de humillación, todos, cuando se está en una lucha”, comentó en la mañanera.

Recordó que una ocasión acudió a una reunión a Mérida y le aventaron huevos, por lo que tuvo que cancelarla y posteriormente retirarse a limpiarse y bañarse.

“Imagínense, cuando fui opositor, una vez que me bañaron de huevo. Fuimos a un acto a Mérida Yucatán y había un Gobernador pero especial, fuimos a una reunión, y de repente llegan una señora con unos morrales y uno conduciéndola y me señala y empiezan las señoras a sacar huevos, imagínense la humillación ¿no?”

“Claro que ya no hubo reunión, nada más fue: vamos a bañarnos y cambiarnos de ropa y la celebración, hasta del finado Castillo Peraza en aquel entonces, aún cuando el que había mandado a agredirnos era de otro partido”, aseveró. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments