viernes - 23 abril - 2021
Inicio Local Irreversible daño en vendedores de ropa - Noticias Locales, Policiacas, sobre México...

Irreversible daño en vendedores de ropa – Noticias Locales, Policiacas, sobre México y el Mundo | El Sol de San Luis


Tras el regreso al semáforo amarillo entorno a la pandemia por Covid -19 que aqueja a la entidad, comercios y locales dirigidos al rubro de textiles, vestido, cuero y calzado, se encuentran a la incertidumbre, pues tras semanas de ver sus horarios de ventas limitados e incluso de haber cerrado de manera temporal sus negocios, comentan será difícil levantar las ventas.

“Como ciudadano pienso en que es peligroso volver a semáforo amarillo, pero como comerciante deseo que vuelva la clientela, aunque independientemente de eso, lo veo muy difícil. Comprar ropa ya no es prioridad para la gente, ya no les llama la atención y pues el comercio de vestimenta se ha transformado. Por ejemplo aquí en el mercado, tenemos que volver a mercadear la ropa a precios mucho más bajos para recuperar un poquito de lo invertido, que no se nos quede y se venda como sea. Los fines de semana cerrábamos a temprana hora y los domingos no abríamos. Hay miedo, pero también necesitamos un ingreso para vivir”, refirió Luis Pedro, de 58 años, comerciante del Mercado República.

Y es que los efectos del Covid-19 en el sector textil tuvo repercusiones gravísimas. La demanda de los consumidores bajó en más de un 60%; la llamada fast fashion o venta de ropa nueva en línea se convirtió en la manera más fácil y accesible para que la clientela adquiriera prendas de vestir en tiempos de coronavirus, y ni qué decir de la revolución de la moda sustentable, que busca reutilizar atuendos reciclados, donde se procura el cuidado de la economía durante la pandemia.

“Ni siquiera nos acercamos a vender lo que en otros años. Mucha gente viene a las tiendas de ropa sólo a ver. La mayoría de la clientela ya compra en otros lados, como en tianguis y bazares, o bien lo piden por internet porque sale más barato. Nosotras ya no traemos tampoco la misma cantidad de mercancía, pues la clientela ya ni viene. El semáforo rojo tuvo sus estragos, pues cerrábamos temprano y los fines no abríamos. El limitante de poder ofrecer nuestra mercancía en un horario más accesible nos pegó mucho, pues bastante clientela solía venir después de las 6 o en la noche y nosotros estábamos cerrados”, comenta Camila Hernández socia de un local de ropa alrededor del Mercado República.

Comerciantes esperan que con la entrada al semáforo amarillo, las ventas se recuperen y llegue más clientela, pues dicen es una excelente oportunidad para que la gente se de tiempo de acudir y salir sin tanto peligro de contagio. “Esperemos que las personas tomen las medidas sanitarias necesarias para seguirnos cuidando y mantenernos en amarillo. Que usen cubrebocas y vengan sólo cuando sea necesario, eso reactivará nuestra economía. Tenemos que pensar en equipo, que si nos cuidamos todos la situación puede mejorar, incluso podremos salir de esta crisis económica ocasionada por la pandemia”, refirieron comerciantes.

Por lo pronto los horarios de atención en este tipo de establecimientos se ha ampliado, las medidas sanitarias se han reforzado y los comerciantes mencionan sentirse listos para que las ventas suban.

Lo que es un hecho es que la crisis sanitaria ha obligado a este tipo de comercios a parar, es decir, algunos de ellos mencionan que se han quedados estáticos en la moda pues, aún tienen en venta ropa fuera de temporada, como abrigos, chamarras, suéteres, botas y demasiada ropa de invierno que quedó rezagada del año pasado.

Situación que ha condicionado de a poco las compras de la clientela, “Aún tenemos mermas en mercancía, mucha de ella ya está en rebaja, pero la gente no la compra porque ahorita no hay momento idóneo para usarla, los fríos más fuertes ya pasaron, ya llegó la temporada de calor y pues ni cómo hacerle, sólo malbaratarla y que alguien nos la compre porque está en oferta”, puntualizó Camila.

Por último también los comerciantes recalcaron que esta crisis pandémica dejó estragos en la fabricación textil, es decir directamente con sus distribuidores, pues muchas fábricas cerraron, al igual que muchas marcas mexicanas que se dedicaban a confeccionar prendas para este tipo de negocios. “Ya muchos locales traen ropa extranjera, china, coreana de muy mala calidad, pero es la que se vende por su bajo costo. Muchas empresas textiles claudicaron al ver las bajas ventas, o bien cambiaron de rubro y se dedicaron a la elaboración de cubrebocas y mascarillas, entonces muchos nos quedamos sin su buena mercancía”.

Sin duda permanecer en semáforo amarillo y atender todas las medidas de protección sanitaria que requiere combatir el contagio del Covid-19, será para la industria textil, su mejor aliado para superar la crisis que ha ocasionado la permanencia de este virus.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments