sábado - 19 junio - 2021
Inicio Economia Se empeña Pemex en usar viejo esquema

Se empeña Pemex en usar viejo esquema



Ciudad de México.- Desde 2019, Pemex ha utilizado el viejo esquema de contratos de servicio para aumentar la producción petrolera, pero no ha obtenido un barril extra con este plan. 

La meta del director Octavio Romero ha sido lograr más Contratos de Servicios Integrales de Exploración y Extracción (CSIEE) para “exprimir” campos maduros.

Con esta práctica, Pemex contrata a una petrolera que asume los gastos de operación y riesgos durante la vigencia del contrato, pero la empresa estatal mantiene el control y su figura como asignatario.

Las utilidades del contratista dependerán del riesgo que asuma para lograr producción de crudo.

Pero el esquema ha fracasado.

 De acuerdo con especialistas, los contratos a los que le apostó Pemex para exprimir sus viejos campos son obsoletos y rara vez se usan en la industria.

Son contratos en los que se le pide a una empresa petrolera que produzca en un campo y se le paga una tarifa por barril producido.

“(A Pemex) le gustan estos contratos porque, ideológicamente, no se da autonomía a la empresa que se contrata. Nunca tienen el poder de decisión, sólo es un contratista.

“El problema es que las petroleras no están interesadas en ser contratistas”, dijo Pablo Medina, vicepresidente de Welligence Energy Analytics.

La idea de Pemex era explotar, a través de estos contratos, campos viejos que le ayudaran a alcanzar 2.2 millones de barriles diarios a fin de sexenio.

El Plan de Negocios de Pemex 2019-2023 contempla formalizar 20 Contratos de Servicios Integrales de Exploración y Extracción (CSIEE) entre 2020 y 2021 y otros 20 entre 2022 y 2023.

 Pero hasta ahora no ha logrado un barril bajo este esquema, según su informe anual 2020.

 “Para 2020 se programó la formalización de 10 contratos a un esquema CSIEE. Sin embargo, Pemex Exploración y Producción no logró formalizar asignaciones por cambios en la jerarquización de las asignaciones, actualización de la cartera 2020 y cambios en la rentabilidad de los proyectos”, refiere el Informe.

El esquema buscaba sustituir los “farmouts” y las rondas petroleras impulsadas el sexenio pasado, donde empresas privadas participaban en solitario o con Pemex para asumir costos y riesgos en los campos donde realizarían labores de exploración y producción de hidrocarburos.

Actualmente, sólo dos contratos CSIEE operan en las asignaciones San Ramón y Blasillo, pero fueron firmados en 2018, previo al cambio de Gobierno.

La producción que han registrado es de apenas 7.5 millones de pies cúbicos diarios de gas y 4.9 mil barriles diarios de crudo en 2019.

En 2020 la producción fue de 2.5 millones de pies cúbicos diarios de gas y 4.5 mil barriles diarios de aceite.

Ramsés Pech, analista del sector energético, recordó que cuando Pemex hace sus propias evaluaciones el riesgo va por su cuenta, pero tiene un presupuesto.

“¿Qué tipo de empresas querrán entrar al plan de este tipo? No veo que un Halliburton, Schlumberger o Baker se atrevan a entrar, son compañías de servicio pero no hacen inversiones.

“Podría ser un BP, Chevron, Shell, que pueden estar en campos pero no son compañías de servicio, sino operadores, y no es atractivo porque no tienen control de la reserva, de la producción, y no comparten las ganancias”, advirtió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments