lunes - 21 junio - 2021
Inicio Deportes A 6 meses de la lesión de Raúl Jiménez

A 6 meses de la lesión de Raúl Jiménez



Francisco Esquivel/ Reforma

sábado, 29 mayo 2021 | 13:55

Ciudad de México— Hace seis meses, tras una jugada a balón parado, el zaguero David Luiz impactó con la cabeza de Raúl Jiménez, algo que dejó una escalofriante imagen en el Emirates Stadium, pues el tricolor estuvo varios minutos tendido en el césped hasta que fue trasladado en camilla, incluso con mascarilla de oxígeno, al hospital.

Horas más tarde, el atacante mexicano fue intervenido por una fractura de cráneo que puso en jaque su carrera y el futuro de su club y el Tri, que no han podido encontrarle reemplazo.

Minutos de preocupación

Pasaron más de 10 minutos para que Jiménez dejara el césped y el partido entre los Wolves y el Arsenal pudiera reanudarse. Apenas al 4′, David Luiz entró como una locomotora al área chica y golpeó el costado de la cabeza del mexicano, que había despejado la pelota en su campo.

El juego se paró de inmediato. El cuerpo médico de ambos equipos saltaron al campo para atender a los futbolistas que cayeron como soldados de plomo. La preocupación era evidente en los rostros de los elementos de los “Lobos”, quienes se llevaban las manos al rostro y no apartaban la mirada del atacante tricolor.

“Desgraciadamente, lo primero que pensé fue que se murió. En pantalla nunca lo vi reaccionar. Normalmente, cuando los jugadores se caen y se lastiman, ves reacción, ahí es cuando sabes si están fingiendo o no. Pero no vi nada. No pude ver nada. No pude ver sus ojos. Era una de las sensaciones más feas en la vida”, declaró a The New York Times Daniela Basso, pareja del futbolista tricolor.

El primero en reincorporarse fue David Luiz, quien tuvo que ser vendado de la frente. A Jiménez le colocaron una mascarilla, lo aseguraron a una camilla y lo sacaron del campo.

La operación y su recuperación

Horas después del cabezazo, el mexicano fue operado en Londres. El ariete sufrió una conmoción cerebral tras una fractura de cráneo, por lo que después de ser intervenido tuvo que pasar varios días en el hospital. El primer pronóstico fue alentador, pues los doctores aseguraron que el mexicano podría volver a jugar, sin embargo, el tiempo de recuperación mínimo sería de 3 meses, antes de poder volver a entrenar. En enero de 2021, Jiménez ya hacía trabajo de gimnasio mientras que en febrero, el mexicano entrenaba en el campo de forma individual.

“Estamos muy contentos a pesar de que es un momento difícil estamos trabajando y saliendo adelante, con todo en la recuperación para estar lo antes posible jugando otra vez”, Jiménez, diciembre 2020

Lobos viven un infierno

La baja de Jiménez fue significativa para el Wolverhampton, que tuvo su peor temporada desde el arribo del mexicano en 2018. En los 10 partidos en los que el ariete tricolor tuvo actividad, los Wolves sumaron 17 unidades, en cambio, en los 10 compromisos siguientes a la espeluznante lesión, los Lobos sólo sumaron seis.

En los últimos tres años, el Wolverhampton había peleado por puestos europeos, hasta esta temporada en la que terminaron en el sitio 13.

Con Raúl en plenitud, los Lobos fueron séptimos en la 2018-19, ganándose un lugar en la Fase Previa de la Europa League, mientras que un calendario después culminaron en el mismo sitio, aunque el boleto a competiciones europeas se lo arrebató el Arsenal por ser campeón de la FA Cup.

Este año, estuvieron más cerca de los puestos de descenso que de la Europa League.

En el Tri también lo extrañan

México se quedará sin su mejor goleador para la Liga de Naciones, la Copa Oro y hasta los Juegos Olímpicos. La Selección Mexicana estaba condicionada: si querían al atacante para los compromisos del verano, éste debería primero de tener actividad con su club antes del término de la temporada.

El pasado 18 de mayo, los Wolves informaron que Jiménez no podría recuperarse a tiempo para el cierre de torneo en Inglaterra, por lo que su vuelta al campo será hasta la campaña 2021-22, con una banda de protección en la cabeza con la que tendría que jugar el resto de su carrera.

La noticia fue un balde de agua fría para la Selección Mexicana, pues ni Jaime Lozano ni Gerardo Martino podrán contar con él.

En el 2020, antes de la lesión, el Tri Mayor promediaba 2.7 goles por partido, mientras que en el par de cotejos que el “Tata” encaró sin Jiménez, la media fue de 0.5 tantos por juego.

Lesión lo devalúa

En marzo de 2020, luego de su buen momento y de la baja de juego de Hirving Lozano, Raúl Jiménez se convirtió en el futbolista mexicano de mayor valor, según el portal especializado Transfermarkt, con un costo de 50 millones de euros.

Luego de su lesión, el de Tepejí del Río bajó su precio a los 35 millones de euros, viéndose rebasado por el “Chucky”, que tiene un valor estimado de 45 MDE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments